Promoción de becarios de posgrado en América del Norte, durante su orientación en Chicago (agosto del 2016). Foto: Eva Flavia.

03 marzo 2020

Una red de talento cada vez más conectada


Empieza una nueva etapa para la Asociación de Becarios de ”la Caixa”. Tras las elecciones del pasado 31 de enero, la nueva junta liderada por José Miguel Pulido (Estados Unidos, 1996) ya está arrancando su programa para los próximos cuatro años. 

 

Uno de sus principales objetivos lo resumía su lema de campaña, “Multiplicar efectos de red”. Y es por eso por lo que hemos hablado con los miembros de la nueva junta para que ellos mismos pongan en valor esta asociación presentándonos a otras personas que han conocido gracias a ser becarios de ”la Caixa”. Este es solo el primer artículo en el que recogemos algunas de las cosas que nos han contado. 

 

José Miguel, que tiene una larga carrera de emprendimiento en el mundo de las telecomunicaciones, por ejemplo, nos habló de Damián Roca (Doctorado Severo Ochoa, 2013), a quien conoció con motivo del Becari@s Knowledge Day del 2019 en Barcelona. Damián es miembro fundador de Consilient Labs Inc. en Silicon Valley, una start-up tecnológica sobre inteligencia artificial, además de CEO y fundador de Tocat Labs en Mallorca. “Durante este tiempo, hemos seguido en contacto y he podido presentarle a otros becarios inversores en capital riesgo para explorar inversión en su proyecto”, nos cuenta José Miguel. 

 

Los becarios de ”la Caixa” estudian o trabajan, o lo han hecho, en más de 24 países. Pero muchos de ellos son españoles y es en nuestro país donde surgen más posibilidades para mantener el contacto. Anna Ferré (España, 2018), vocal de la nueva junta, nos presentó a Belén de Sancristóbal (España, 2018), quien, como ella, está realizando su posdoctorado gracias a una beca Junior Leader. Anna investiga la formación y evolución de las galaxias y Belén quiere entender mejor los trastornos relacionados con el sueño. Lo que las une es el placer de conversar con otros “científicos excepcionales”, palabras que usa Anna para calificar a Belén. Muchas de estas conversaciones suceden en los eventos de la asociación, a los que muchos asisten con ganas “ya sea para hablar de mi insomnio o para ahondar en cuestiones más profundas”, comenta Anna.

 

En el caso de Ernesto Oyarbide (Reino Unido, 2015), también vocal de la nueva junta, lo que le sorprendió de Rodrigo Fernández Touza (Estados Unidos, 2018) fue su “gran capacidad de conocer personas de distintas disciplinas, interesándose por lo que hacen e identificando puntos de encuentro con su campo de investigación”. Rodrigo es candidato a MBA-MPA en la Stanford Graduate School of Business y en la Harvard Kennedy School, donde desarrolla aplicaciones tecnológicas para combatir la pobreza a gran escala. “Es una persona que va a llegar muy lejos”, según palabras de Ernesto. 

 

Toni Brasó (Estados Unidos, 2016) conoció en el viaje de orientación de su promoción a otro becario con intenciones de llegar muy lejos con su trabajo. Es el caso de Manuel Ramos (Estados Unidos, 2016), con quien compartió dos años en Stanford y quien ha llegado a ser un amigo y una inspiración para él. Manuel cursaba un máster en política internacional y más tarde estuvo de consultor en Kenia para el Banco Mundial. Actualmente trabaja como analista de investigación realizando evaluaciones de impacto en la misma institución, pero ahora con base en Washington. Según Antoni, “Manu está totalmente comprometido con contribuir a que las futuras generaciones, especialmente en países en vías de desarrollo, dispongan de las máximas oportunidades”, un compromiso que cree que “personifica los valores que ”la Caixa” promueve”. 

 

Valle Palomo Ruiz (España, 2018), doctora en Química Orgánica y también vocal de la junta, nos habla de su compañera de promoción Isabel Dorado Liñán (España, 2018), a quien define como “una persona que irradia motivación y entusiasmo por lo que hace”. A pesar de investigar sobre temáticas muy dispares, Valle demuestra un gran interés por los estudios de ecología forestal que lleva a cabo Isabel, con el propósito, según nos cuenta, de “encontrar soluciones para preservar los ecosistemas en los que confiamos para sobrevivir”. 

 

Eva Flavia Martínez (Estados Unidos, 2015) no ha sido capaz de elegir a un solo becario. “Mi promoción entera me ha venido a la cabeza”, admite. Según nos cuenta, se trata de un grupo que se mantiene muy unido pese al tiempo y que se encuentra por Acción de Gracias en distintas ciudades, como Seattle, San Diego o Boston. Este año se juntan en San Francisco casi veinte becarios que aún residen en Estados Unidos después de la beca. “Todos y cada uno de ellos y ellas son excelentes en sus respectivos campos, pero, sobre todo, son personas comprometidas, leales y divertidas, que rebosan energía y vitalidad. Se han convertido en un apoyo constante para mí”, dice Eva.

 

Aquí termina el primer artículo en el que los miembros de la Junta de la Asociación de Becarios de ”la Caixa” nos presentan a otros compañeros de la misma red. No os perdáis la segunda parte de esta serie, en la que seguiremos estableciendo vínculos entre becarios.